miércoles, 20 de octubre de 2010

De símbolos I

Ayer en el 4ºC, al leer el siguiente texto de Galeano, alguien comentaba que no sabía a qué se refería con el primer párrafo:

Olympia

Son femeninos los símbolos de la revolución francesa, mujeres de mármol o bronce, poderosas tetas desnudas, gorros frigios, banderas al viento.
Pero la revolución proclamó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, y cuando la militante revolucionaria Olympia de Gouges propuso la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, marchó presa, el Tribunal Revolucionario la sentenció y la guillotina le cortó la cabeza.
Al pie del cadalso, Olympia preguntó:
—Si las mujeres estamos capacitadas para subir a la guillotina, ¿por qué no podemos subir a las tribunas públicas?
No podían. No podían hablar, no podían votar. La Convención, el Parlamento revolucionario, había clausurado todas las asociaciones políticas femeninas y había prohibido que las mujeres discutieran con los hombres en pie de igualdad.
Las compañeras de lucha de Olympia de Gouges fueron encerradas en el manicomio. Y poco después de su ejecución, fue el turno de Manon Roland. Manon era la esposa del ministro del Interior, pero ni eso la salvó. La condenaron por “su antinatural tendencia a la actividad política”. Ella había traicionado su naturaleza femenina, hecha para cuidar el hogar y parir hijos valientes, y había cometido la mortal insolencia de meter la nariz en los masculinos asuntos de Estado.
Y la guillotina volvió a caer.
Eduardo Galeano, Espejos.

Pues efectivamente femeninos son los símbolos de la revolución francesa, empezando por Marianne.

Marianne es la figura alegórica de la libertad y de la república, su personificación. Se la representa como una mujer tocada con el gorro frigio (otro símbolo de la libertad) y simboliza la permanencia de los valores esenciales de la República, “Libertad, Igualdad y Fraternidad”. En ocasiones con un fusil en una mano y la bandera francesa en la otra, cuando de defender los valores de la República se trata y en otras, más pacífica, encarnando las virtudes de la República.

Logo oficial de la República francesa

La libertad guiando al pueblo, Delacroix 1830
Pero no solo de la República francesa, también de la española:

Las republicas del mundo: Francia como Marianne, Estados Unidos y Suiza representadas en feminas, reciben a la alegoria de la I República española, ante el rechazo de las monarquías, 1873 revista La Flaca.


4 comentarios:

Veroprofe dijo...

Muy oportuno el post... justo el día en que desaparece el Ministerio de la Igualdad. ¿Lo habría confundido alguien con el Ministerio de la Mujer? ¿Necesitábamos una ministra que velara por nuestros derechos como ciudadanos y ciudadanas? Está claro que no.
Por suerte somos diferentes... las mujeres de la República nunca habrían mandado a ningún hombre al manicomio por meterse en política, de alguna forma había que entretenerlos mientras ellas producían la verdadera revolución social.
Un saludo profe. Siempre tan interesante tu blog.

Paula G dijo...

Hola Marta!

La Revolución francesa... :D. Este texto de Galeano está muy chulo, bueno ¿qué te voy a decir yo? Pero es cierto, todos los símbolos de la revolución son femeninos, pero a las mujeres se les era desplazadas a un segundo plano, que contradicción... En fin, por desgracia las mujeres en la historia siempre han sido desplazadas, y cuando hemos querido decir algo, proclamar nuestros derechos, gritar, se nos ha callado. Y claro ejemplo es el de Olympia y Manon Roland. Es cierto que en la revolución se quería la igualdad, la libertad, y de ahí es fruto la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, pero como dice el título, del hombre, no de la mujer, y cuando ésta ha querido defender también sus derechos, ya vemos el resultado.

Con respecto a Marianne (que no sabía su nombre, la verdad)es cierto que también es símbolo de la República española, además, yo tengo unas monedas una de Francia (de 1 franco) y otra de España de la IIª República española (que es de 1934) que sale Marianne. En ambas monedas hay una rama de olivo, ¿la rama de olivo representa algo?

Bueno Marta, que me viene muy bien, que es lo que hemos empezado a dar :D.

Por cierto, gran entrada.

Hasta pronto!

Marta K dijo...

Vero, efectivamente desaparece el ministerio de Igualdad, y por cierto la paridad en los ministerios. Afortunadamente empezamos a tener un poco de memoria histórica y a poder valorar el papel de la mujer en la historia. Los revolucionarios franceses que proclamaron a los cuatro vientos la igualdad, la libertad y el fin de la opresión, lo dejaron circunscrito al ámbito de los hombres aunque ellas lucharan en pie de igualdad en las calles y llevaran la revolución social hasta Versalles en octubre del 89. La igualdad política dejó fuera de entrada, a la mitad de la población.
¿Quién me metería a mí en esto del blog? Gracias Vero.


Hola Paula
Sí, me imaginaba que te gustaría el texto. Bueno de todas formas Marianne es la representación de la República francesa, no de la española, aunque los símbolos sean los mismos: mujer, en ocasiones con el gorro grifo, con la balanza que simboliza la justicia, la bandera y la rama de olivo que normalmente simboliza la paz o la victoria. A los vencedores de los juegos olímpicos en la antigua Grecia se les coronaba con una rama de olivo. Y por ejemplo el emblema de la ONU es un mapa del mundo, rodeado de dos ramas de olivo.
Gracias Paula, eso espero, que nos veamos pronto.

MarinaMadridBeltrá dijo...

Hello Marta,
Afortunadamente,en estos años, la mujer ha conseguido muchos derechos en muy poco tiempo, espero que queden muchos menos para conseguir por fin la igualdad real y completa entre hombres y mujeres...

Nunca entendí como los franceses pudieron ser tan descarados de representar la República (libertad, igualdad, fraternidad) como una mujer, y sin embargo excluirlas de lo que se denominaban "ciudadanos".
Menos mal que siempre ha habido mujeres que han querido cambiar y no conformarse con lo que la sociedad les enseña...

El texto de Galeano como siempre, muy bien, en su línea ;).
Hasta pronto :)